Buscador Contacto
...

Conociendo a los colegiados del CTA

Mattin Otxoa, árbitro, situado en el centro.

Mattin Otxoa (Donostia, 1998) y Javier Olaizola (Hernani, 1991) ascendieron de categoría el verano pasado, dando el salto de la territorial a la nacional. Esta temporada los dos se han estrenado en 3ª RFEF, Otxoa como árbitro y Olaizola como asistente específico. Hemos querido preguntarles por su experiencia durante esta primera vuelta y algunas curiosidades sobre ellos.

1.- Este año te has estrenado en 3ª RFEF. ¿Cómo valoras estos meses de competición en una nueva categoría? ¿Notas mucha diferencia entre arbitrar en División de Honor Regional y ahora en 3ª RFEF?

Mattin Otxoa: Los primeros meses están siendo muy buenos, estoy contento con los partidos que he tenido. Se nota la diferencia en la técnica de los jugadores y la táctica de los equipos. Con la cara de niño que tengo pensaba que me presionarían mucho más, pero en la toma de decisiones noto que respetan y entienden más.

Javier Olaizola: Estoy muy ilusionado y con ganas de continuar en esta nueva etapa.  La categoría ya la conocía debido a que también he realizado partidos como asistente cuando estaba en División de Honor. Ahora sí que es verdad que ya estando como asistente específico de 3ªRFEF la exigencia de la categoría es mayor.

2.- ¿Cuántos años llevas en el mundo del arbitraje?

M.O.: Debuté hace poco más de siete años, el 22 de noviembre de 2015 para ser exactos.

J.O.: Actualmente esta es mi 15 temporada en activo.

3.- Arbitrar no es fácil. Siempre te llueven críticas por un lado o por otro. ¿Por qué te decidiste por el arbitraje?

M.O.: Siempre me ha encantado el fútbol, jugué hasta la última categoría de juveniles y todavía sigo jugando algún partido con los amigos cuando puedo.  Desde muy niño me gustaba el rol del árbitro, tomar decisiones en cuestión de segundos, pero como en todos los ámbitos es muy difícil que todos estén contentos con la decisión que se toma.

J.O.: Pues cuando jugaba en juveniles nos ofrecieron arbitrar Fútbol 8 en el mini estadio de Anoeta. Éramos dos personas interesadas y tuve la suerte de ganar el sorteo. Me gustó y dije: voy a federarme, y empecé en el arbitraje.

Javier Olaizola, asistente específico, situado en la derecha.

4.- ¿Tienes algún campo favorito dónde te sientas mejor, más cómodo, desarrollando tu labor?

M.O.: Mi campo favorito es el de Beasain, un campo grande donde puedo correr y muy buen césped. Siempre que voy hay gente en la grada lo que da buen ambiente al partido.

J.O.: En general me gustan todos los campos, no tengo preferencias.

5.- Cuéntanos alguna anécdota curiosa que te haya sucedido en algún partido.

M.O.: En mi debut en 3ª RFEF en una falta, dos jugadores, uno de cada equipo, estaban discutiendo de donde había que sacar la falta, eran los dos veteranos de la categoría, uno quería adelantar el balón y el otro le tiraba un poco para atrás. Me acerco y los dos empiezan a argumentar su acción hasta que les digo: chicos, aquí todos somos perros viejos. Los dos se empezaron a reír a carcajadas y no dudaron en preguntarme cuántos años tenía.

J.O.: En un partido de regional, me toco arbitrar en el pueblo que residía y en aquel partido al terminar el delegado del equipo contrario me dijo que yo había estado la noche anterior en un programa de radio del pueblo y que ya sabían que iban a perder antes de jugar. Fue algo curioso.