Contacto
...

ENTREVISTA CON JOSEBA ROTETA Y ARITZ ARREGI

.

Este año, nuestro fútbol territorial se ha visto afectado y perjudicaso debido al Covid-19 y en Guipúzcoa solo hemos podido vivir una temporada exprés. Aun así, en algunas de nuestras categorías se ha podido disputar la competición con ascensos, cosa que al principio no parecía muy factible. Es el caso de División de Honor Regional, tanto masculino como femenino, en las que, tras un año más corto de lo habitual, tanto el Beti Gazte K.E., en chicos, como el Añorga K.K.E., en chicas, han conseguido ascender a Tercera RFEF y Liga Vasca Femenina respectivamente. Ambos equipos han hecho una temporada excepcional, rozando la perfección en cuanto a resultados, aunque ninguno consiguiera vencer en la final. Los dos equipos se enfrentaron al Eibar S.A.D. en sus finales, y pese a no conseguir la victoria, consiguieron el ascenso ya que los armeros y armeras ya contaban con un equipo en las categorías a las que se optaba. La derrota en la final no ha manchado, ni mucho menos, el año que han hecho ambos clubes. Hemos podido hablar tanto con el entrenador del Beti Gazte, Joseba Roteta, como con el coordinador del Añorga, Aritz Arregi, para preguntarles por la temporada de sus equipos en este año tan especial. Cabe destacar que el Cadete Honor femenino del Añorga, entrenado por Aritz, también ha conseguido ganar la liga.

 

¿Cómo ha sido la temporada con el Covid-19 de por medio?

 J.R.: Pues imagino que como el resto de equipos, atípica y con muchos miedos, tratando de cumplir con todos los requisitos que se nos exigían desde las instituciones. Desde el punto de vista deportivo, con la incertidumbre de si estábamos haciendo bien las cosas y si tendríamos algún caso de Covid-19. Afortunadamente no tuvimos ninguno en todos estos meses y las cosas fueron más sencillas en su desarrollo.

¿Habéis podido desarrollar una mecánica de trabajo adecuada de acuerdo con las limitaciones que el virus imponía?

J.R.: Eso es lo que hemos intentado, siempre tratando de cumplir con lo que nos exigían. Yo soy de Oiartzun, y durante unos meses, debido las restricciones impuestas desde el gobierno navarro me fue imposible pasar a Navarra y por lo tanto los entrenamientos los realizaban ellos mismos con las indicaciones que yo les mandaba por correo.

Cuando pude pasar y trasladarme a Lesaca, trabajamos con mucho cuidado y tratando de evitar en lo máximo los contactos, sabiendo que eso resulta muy difícil en el futbol, pero visto los resultados y la falta de casos en el equipo, creo que lo hicimos bien.

En Navarra habéis podido contar con el apoyo del público, debido a la normativa Covid-19 de la Diputación de Navarra, y habéis conseguido un pleno de victorias en Lesaca como local, ¿crees que ha influido en los rivales y en vosotros mismos el poder contar con aficionados?

J.R.: Es cierto que el gobierno navarro dejaba entrar público a los terrenos de juego, pero con un aforo muy limitado. Es evidente que el apoyo de tu gente suma, pero hay que recalcar dos cosas: el equipo contrario también agradecía ese punto de normalidad y dos, insistiendo que siempre es un plus no solo fue un pleno este año, ya desde la temporada pasada nuestros números han sido buenísimos tanto en casa como fuera.

Nos hicisteis vivir una final increíble, aunque al final no conseguisteis ganarla, ¿se te queda la espinita de la final?

J.R.: En absoluto, yo tengo la sensación de haberla ganado. Felicitamos al Eibar por la temporada realizada y por el campeonato. Creo que en la primera parte fuimos mejores y mientras estuvimos con once jugadores sobre el terreno de juego estuvimos por encima en el marcador en dos ocasiones.  Después se dio la jugada de la expulsión, jugada que he visto repetida varias veces y en la que no consigo ver motivos para la expulsión y menos en una final.  Pese a estar con uno menos desde este momento, todavía fuimos capaces de plantar cara a todo un Eibar y hasta conseguimos empatar a 4. Así llegamos hasta la segunda parte de la prorroga pero ahí el cansancio apareció y no pudimos llegar a los penaltis.  En fin, creo que para la gente que pudo ver el partido en el campo o por televisión, no tuvo motivos para aburrirse, y ambos equipos demostramos nuestras capacidades.

¿Qué le gustaría decirle a sus jugadores tras esta excepcional temporada?

J.R.: Lo que les dije al final del partido, que no había un entrenador más orgulloso de su equipo como yo lo estaba, por su capacidad de trabajo, su capacidad de sacrificio, su educación hacia mí y mis decisiones, por su fuerza mental y evidentemente por su calidad.  Un grupo noble y con unos valores muy sanos. Un vestuario que cualquier entrenador desearía tener.

¿Cuál es tu objetivo, tanto personal como del equipo, para la temporada que viene?

J.R.: Sobre todo de disfrutar y saber que se siente en una categoría nacional. Ninguno de mis jugadores ha jugado en Tercera, por lo tanto todo será nuevo y evidentemente más difícil, pero creo que con la base que hay y con algún fichaje que pueda llegar seremos capaces de competir y poner las cosas difíciles a nuestros rivales. Y sobre todo, es una posibilidad para un pueblo como Lesaca de ver partidos atractivos todos los domingos contra equipos vizcaínos y alaveses. Todos vamos a disfrutar.

¿Se está pensando en reforzar la plantilla de cara al año que viene? ¿Habéis realizado algún fichaje hasta el momento?

J.R.: Tras una reunión mantenida esta semana con la directiva, se ha decidido que estaría bien reforzar la plantilla con jugadores de fuera. Hay que tener en cuenta que este año todos los jugadores de la plantilla excepto dos son del mismo Lesaca y los otros dos de Bera y Doneztebe. Esto para la directiva es importante y lo entiendo, pero ellos también han entendido que la próxima temporada será más difícil y muy larga. Por lo tanto han aceptado la posibilidad de que lleguen algunos jugadores. De momento solo estamos tanteando el terreno.

 

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

¿Cómo ha sido la temporada con el Covid-19 de por medio?

A.A: Siendo sinceros, difícil. El desconocimiento trae consigo la duda y al principio la viabilidad de la competición se vio en riesgo. Por suerte, no hemos tenido muchos contratiempos una vez empezada la competición, y en ese sentido agradezco mucho a todo el equipo por su profesionalidad.

¿Habéis podido desarrollar una mecánica de trabajo adecuada de acuerdo con las limitaciones que le virus imponía?

A.A: Nosotras no teníamos la limitación de tener que trabajar en grupos de 6 , y por tanto, no hemos tenido las dificultades que han tenido los más pequeños.

¿Cuál cree que es la clave de este equipo?

A.A: Todo proceso, para que dé resultado, necesitan de tiempo y estabilidad, y sabiendo que estábamos cerca de ese punto de madurez que necesitábamos, creo que ha sido una de las cosas en las que más hemos trabajado

Más allá de que la mayoría preferimos tener público en las gradas, en vuestro caso, ¿crees que os ha beneficiado o perjudicado más el hecho de no sentir la presión del público?

A.A: Diría que esta situación que nunca antes habíamos vivido ha valido para dar calidad al equipo en algunos momentos. Pero está claro, que en el partido de semifinales en casa, por ejemplo, el empujón de familia y amigos nos dio fuerza cuando más lo necesitábamos

Conseguisteis remontar la eliminatoria en semifinales tras perder el primer partido, ¿os visteis eliminadas en algún momento?

A.A: En Azpeitia, tuvimos que hacerle frente a un 3-0 en la primera media hora. Afortunadamente, pudimos conseguir un gol antes del descanso, y con el resultado final de 4-3 sabíamos que con una victoria en nuestro campo estaríamos muy cerca del ascenso, dependiendo también de lo que pasara en la otra semifinal.

Jugasteis una gran final pese a no poder ganarla, ¿se te queda la espinita de no haber conseguido la victoria?

A.A: No, no diría eso. Es cierto que ganar suele redondearlo todo, pero como has comentado, la final fue muy disputada, y haber conseguido el premio del ascenso, nos ha hecho muy felices a las jugadoras, cuerpo técnico y al club.